Habilitan señalética interpretativa en único acceso terrestre al Parque Nacional Corcovado

Se trata del Sendero Ventisquero Yelcho, el cual ahora dispone de señalética de interpretación que permitirá conocer en profundidad las riquezas naturales de un sector del Parque Nacional Corcovado, con acceso terrestre desde la carretera Austral en la comuna de Chaitén, provincia de Palena.




En un impulso al turismo de naturaleza de áreas silvestres protegidas se traduce la habilitación de señalética interpretativa del Sendero Ventisquero Yelcho, único acceso terrestre al Parque Nacional Corcovado, desde la carretera Austral en la comuna de Chaitén, provincia de Palena.

El proyecto, liderado por el Programa Territorial Integrado (PT) Ruta de los Parques de la Patagonia de Corfo Los Lagos junto al apoyo de Conaf, contribuirá a aumentar el nivel de conocimiento de este territorio. “Esto es poner en valor nuestro patrimonio natural y la conservación de estos recursos, lo que justamente apunta este programa territorial de Corfo que es generar un en torno positivo para que las empresas, personas y comunidades aledañas a los parques de la Patagonia puedan generar mayor oportunidad tanto de desarrollo como de conservación” expresó Rodrigo Carrasco, director regional de Corfo Los Lagos.

Tres horas y media de duración demora recorrer los 6,2 kilómetros (ida y vuelta) del sendero, donde ahora será posible encontrar estaciones educativas al ingreso y en los miradores La Playa, Vista Hermosa y Ventisquero, con información interpretativa acerca de la flora, fauna, geomorfología de las cordilleranas patagónicas y el glaciar Ventisquero El Yelcho; todo, construido en roble pellín más una estructura de fierro que da soporte a estos recursos que se mimetizan con el entorno.


Eduardo Mora, jefe Conaf en la provincia de Palena, sostuvo que con la implementación de este proyecto “vamos a enriquecer el contenido del sendero, que el visitante pueda llevarse una información de calidad, linda experiencia y ampliar el conocimiento sobre cómo fue la formación geológica, la característica de la avifauna local y bosques, cómo interactúan todos estos elementos, dentro de este ecosistema que es el Ventisquero Yelcho”.


Terrenos inexplorados


El magnífico volcán Corcovado hace honor al nombre del parque nacional, creado en enero de 2005, gracias a la donación de más de más de 84 mil hectáreas de Tompkins Conservation y a la incorporación de terrenos fiscales, donde grandes extensiones de tierra aún siguen inexploradas por el hombre.

Para Ingrid Espinoza, directora de conservación de Tompkins Conservation, se trata de “un hito importante de relevar ya que cada acción concreta en el territorio de la ruta de los parques nacionales permite que éstos se transformen en verdaderos motores de las economías locales. También hay que relevar el trabajo conjunto entre actores públicos privados que generan avances en la conservación y en la ruta de los Parques; esto nos coloca muy alegres de ver este trabajo comprometido por parte del Estado, a través de Conaf y Corfo PTI Ruta de los Parques de la Patagonia”.


Hábitat de cóndor andino, puma, zorro culpeo, pudú, guiña y ranita de Darwin, el parque Nacional Corcovado se caracteriza por sus bosques lluviosos templados (únicos en el mundo), pudiendo adentrarse vía terrestre sólo desde el Sendero Ventisquero Yelcho (Chaitén). También es posible recorrerlo vía marítima y aérea.